viernes, 30 de septiembre de 2011

Guiso criollo


Los niños y niñas de nuestra generación,como bien explicó Erika,conocimos a Blanca a través de sus dibujos y recetas,en la sección "Comiditas" de nuestra revista de cabecera "Anteojito"... Hemos ido creciendo y la seguimos en diferentes medios de comunicación,radio,televisión,prensa,como es el caso de la receta que hoy traigo,del suplemento dominical"Ollas y sartenes" del diario Clarín,uno de los periódicos de tirada nacional más importantes de la capital,con sus conocidas recetas "De aquí,de allá y de mi abuela también".
Una especie de diccionario gastronómico que nos enseña a cocinar de la A a la Z...pues yo me planté en la "G" de "Guiso".
Ella es una maestra en esto de "la mesa diaria", siempre pensó que las amas de casa tenemos en la heladera el principio de la realidad de la cocina...y a quien no le salen platos riquísimos de restos,de tres ingredientes que nos han sobrado por aquí ,un condimento por allá...por eso Blanca nos enseñó a cocinar,a optimizar los recursos de los que disponemos,y darle rienda suelta a la imaginación,por eso, muchos de nosotros le debemos tanto en la cocina.
Pues el Guiso,es una técnica culinaria,en, la cual se cocinan,en un medio semigraso y en cazuela, carnes,que pueden ser de diferentes tipos junto a hortalizas,leguminosas,pastas,hierbas para aromatizar,preferentemente  escogiendo los ingredientes que seas los adecuados a la época en la que estemos.Los alimentos son rehogados al principio y luego alcanzan su punto de cocción a fuego lento en su misma salsa.



Ingredientes:

1 kg Carne para guisar
harina
1cebolla grande
2 zanahorias cortadas en rodajitas
1 pimiento morrón o rojo,cortado a tititas
1 pimiento verde,cortado a tiritas
6 tomates pera,escaldados y pelados
1 caldo de verdura concentrado
laurel
pimentón
sal y pimienta
tomillo y orégano
2 cdas de extracto de tomate
1 lata de arverjas o guisantes
3 patatas
3 trozos de calabaza
fideos  pequeños
agua

Preparación:

Cortamos la carne a cuadraditos,salpimentamos y rebozamos en harina,eliminando el exceso.
Ponemos en la cazuela el aceite y la doramos en el aceite bien caliente,añadimos la cebolla,los morrones y las zanahorias,rehogamos,y añadiremos los tomates,los condimentos,el cubito de caldo y cubrimos de agua,dejamos que rompa a hervir ,bajamos el fuego,dejamos reducir un poco el caldo.
Luego ya incorporamos las patatas,el zapallo,las arverjas y los fideos,cocinaremos a fuego lento.No hace falta removerlo,podemos ir moviendo la cazuela por la asas.
Cuando veamos que los fideos están, al dente,las verduras casi estarán en su punto también,entonces diluiremos el extracto de tomate en un par de cucharadas de agua fría,la añadimos a la cazuela y dejamos que hierva a fuego bajo,rectificamos de sal,si hiciera falta y acabremos de cocinar.
Cuando apaguemos el fuego le damos un toque de orégano y servimos.

Si gustan...



viernes, 23 de septiembre de 2011

negritos: galletitas de chocolate rellenas de limón

Esta semana toca otra receta de Comiditas, de Anteojito. Creo que eso se debe a que para muchas de nosotras estos fueron nuestros primeros pasos en la cocina solas.
Antes de esta receta me acuerdo de hacer unas galletitas con mi abuela, a ojo, cortadas con una copita de coñac. Es que antes no había 400.000 formas de cortantes para galletitas.
Y las que me acuerdo haber hecho sola, son estas, que están en la primer página de mi cuadernito de recetas.

Ingredientes olvidados en las recetas modernas: blancaflor y nesquik! Siempre había en casa. Bicarbonato y cacao amargo son sinónimo de cocina moderna...

En casa comprábamos la Anteojito para las fechas patrias, para así recortar a los próceres o hacer las redacciones y clases especiales sobre el tema.
Pero durante el 86 Anteojito editó el Diccionario Larousse y luego la Historia Universal, y mi abuelo nos la compraba para que tuviésemos la colección completa. Así junté muchas recetas de Comiditas.
Ya para ese entonces me las ingeniaba sola en la cocina, excepto para prender el horno. A los 11 no me daba miedo quemarme con la asadera, así que la única ayuda que requería era precalentar el horno, y después la cocina era toda mía!

Para mis manos, más grandes que las de una nena de 11 años a mediados de los 80, este bollo me pareció chico, pero resultó ser bastante rendidor. Para los ojos, me modernicé: pico liso de manga pastelera en lugar de pajita de McDonald's, para la boca seguí con el cuchillito.

De tantas recetas, esta era nuestra preferida, para merendar mientras hacíamos la tarea. Los Negritos, galletitas rellenas con una tapita calada. Pero para mí, con ese nombre, no podían ser simplemente caladas... entonces me las ingenie para hacer "negritos". Con la ayuda de una pajita de McDonald's (recién llegado a la Argentina) y un cuchillito con poco filo, mi calado se transformaba en carita: con la pajita (más ancha que las clásicas) hacía los ojos y con el cuchillo la boca. Es verdad que me llevaba mucho trabajo, pero a mí me divertía un montón, y no me las podía imaginar de otra manera.


Me pasaba algo similar con las Sonrisas... nunca entendí porque, con ese nombre, el calado eran unos rombitos, y no una sonrisa... finalmente los fabricantes deben haber pensado lo mismo que yo, porque hoy, después de muchísimos años, las sonrisas tienen cara!
Sin más historias y preámbulo, les dejo la receta, según mis apuntes de mediados de los 80.


Negritos
Mezcla sobre la mesa: 2 cucharadas de manteca, 2 cucharadas de azúcar, 2 cucharadas de cacao, 2 cucharadas de agua y 1/2 taza de harina leudante. Con todo ello debes formar un bollo. Y parece que lo que sigue ya me parecía una obviedad en ese entonces, porque no lo tengo anotado: precalentar el horno a 180°C, dejar reposar la masa en heladera por lo menos 1 hora, estirar en superficie enharinada y cortar las galletitas, que luego hornearemos aproximadamente 10 minutos.
Glasé real: Coloca en un bol la clara, el jugo de medio limón, más toda el azúcar impalpable que pueda absorber, hasta obtener una pasta espesa. Entonces, cuando las galletitas estén frías, toma una galletita lisa, úntala con el glasé real y tápala con una galletita calada.
En este punto hago otra aclaración del recuerdo: estas eran nuestras galletitas favoritas porque mis hermanos y yo somos fanáticos del chocolate y limón, pero siempre tenía problemas con el glasé: si era muy líquido, se escurría muy rápido, si era muy espeso se solidificaba mucho... esta vez, con más experiencia, usé esta crema de limón y quedaron buenísimas!



Ya para terminar, les cuento que se amplía la lista de colaboradores para nuestro homenaje a la querida Blanca Cotta.
A las que ya éramos, se suman:
Graciela, de Aromas de mamá
Pedro, de Punto letra

viernes, 16 de septiembre de 2011

TORTA ARGENTINA




Con esta receta damos comienzo a este camino en conjunto en el cual les daremos a conocer nuestras propias experiencias de la mano de Blanca Cotta. Esta receta la tomé de la revista Anteojito, una revista que leía de chica y que ya no existe más. ¡Cómo me gustaba leerla! Es que antes no había internet y los programas para chicos eran en determinados horarios. No como ahora que están las 24 horas y en varios canales dibujitos animados para embobar a los niños infinitamente. Entonces, teníamos tiempo libre, sí dije bien, tiempo libre, y había que usar la imaginación. Y para eso estaban estas revistas, llenas de ideas para hacer cosas nuevas y experimentar de todo un poco. Y ni se imaginan como le sacaba el jugo a todo lo que traía.


Esta receta la elegí un poco por su nombre, porque si hay algo que es Blanca Cotta , es una cocinera argentina con todas las letras. Y que mejor que empezar esta aventura con un nombre bien nuestro. Como verán, la receta está hecha con ingredientes para que los chicos la puedan elaborar de manera más o menos sencilla. El resultado es un poco kitsch, pero cuando uno es niño, lo más seguro es que la mayoría de su arte sea kitsch, no hay restricciones para la combinación de colores, ni formas , ni presentaciones, todo es válido. Tuve que hacer algunas pequeñas modificaciones para lograr un mejor resultado. Es lo más parecido a una tarantela , aunque un poco tuneada. Espero que algún niño de la casa, se anime y pruebe de hacerlo. ¡Va a  lograr el aplauso de todos!



200 gs vainillas (bizcocho de soletilla)
2 cucharadas manteca (mantequilla)
2 manzanas deliciosas(rojas)
1 cajita de flan instantáneo
1 litro de leche
250 gs queso crema
colorante vegetal azul

En un molde de 20 cm de diámetro (recomiendo usar uno que no sea desmontable porque la leche se cuela por los costados) forrar con papel de aluminio excediendo los bordes. Poner las vainillas enmantecadas (o sea untadas en manteca), una al lado de la otra. Colocar encima una capa de manzana cortada en tajadas. Volver a colocar vainillas enmantecadas y otra vez manzanas. Yo omití el azúcar porque las vainillas ya vienen con azúcar espolvoreada. Mezclar el polvo que viene para hacer el flan con la leche y volcar por todo lo que preparamos, cubriéndolo. Si son niños pedir ayuda a mamá para que prenda el horno y llevar a unos 180º C hasta que pinchemos y las manzanas estén blanditas. Retiramos y esperamos que enfríe. Lo damos vuelta sobre el plato de presentación. Mezclamos el queso con el azúcar impalpable y tomamos 2/3 y le agregamos una pizca de colorante azul. Lo ponemos en una manga y hacemos el dibujo de la escarapela o decoramos como más nos guste. ¡Glup!