viernes, 27 de abril de 2012

Pasta flora de ricota y espinacas


Pasan las semanas volando... vuelvo a la cocina con mis compañeras con una super receta,la versión salada,de la famosa Pasta frola....
Me sorprendió la masa,solo tres ingredientes,y sale una masa suave,pero muy suave,y rica,pero muy rica...
Os dejo con una gran receta,espero que les guste.

                                                        Ingredientes

                                               200 gr de crema de leche
                                               1/2 cdita de sal
                                                Harina leudante (Bizcochona)
                                                2 tazas de espinacas cocidas
                                                2 cebollas picadas
                                                300 gr de ricota
                                                2 cdas de manteca
                                                3 cdas de hongos secos
                                                100 gr de jamón cocido
                                                1/2 taza de queso rallado
                                                100 gr de aceitunas verdes
                                                3 huevos...yo, 2
                                                Sal,pimienta y nuez moscada
                                                2 cditas de orégano
                                                           
Blanca Cotta la presenta como...una tarta tras las rejas....
                                                   


                                               Preparación para la masa

Poner en un bol la crema y la sal.Agregar poco a poco la harina y mezclar con un tenedor hasta amalgamar todo en un bollo tierno que se desprenda de las paredes.
Volcar el bollo sobre la mesa enharinada y terminar de unir sin amasar,si hace falta añadir más harina hasta que no se pegotee.
Separar 2/3 de la masa,aplastarla con el palo enharinado y forrar un molde de 22 cm de diámetro y con el resto de la masa formar tiras.

                                               Preparación por el relleno


Ponemos los hongos en remojo unos 20 minutos.
Rehogar la cebolla en la manteca y reservarla en un bol.
Quitar el agua que puedan tener las espinacas,y escurrimos los hongos.Picamos ambos ingredientes.
Picamos finamente el jamón y fileteamos las olivas.Escurrimos el agua que pueda tener la ricota.
Mezclamos todo esto con las cebollas,añadimos el queso rallado,salpimentamos,aromatizamos con la nuez moscada y el orégano.
Batiremos los huevos y mezclamos todo.
Rellenamos el molde y enrejamos con las tiras de masa.
Horneamos a 180º,hasta que la masa esté doradita y el relleno firme.



Reteglupsssss!!

viernes, 20 de abril de 2012

BIZCOCHITOS DE QUESO

Nueva entrada. Esta vez se trata de unos bizcochitos geniales para preparar con sobrinos/hijos/y cualquier niñito que ande dando vueltas por ahí, incluyendo nuestro niño interior. Los bizcochitos se preparan de una forma muy fácil, rápida y con pocos ingredientes. Algo para destacar de estos bizcochitos es su similitud de sabor con las Kesitas. Pruébenlas y después me cuentan.

Lo que llevan:
Queso rallado, 100 gramos
Manteca blanda, 100 gramos
Harina, 100 gramos
Sal, un poquitito así
Pimienta (si la abuela puede...), un poquitito más

1. Pongan sobre la mesa la manteca, el queso rallado, la harina, el poquitito de sal y el poquitito más de pimienta (si tienen que rallar queso usen el rallador finito).
2. Con toda la fuerza que tengan, traten de unir todos los ingredientes sin agregarles ni un poquitito así de agua. El calor de las manos ablandará la manteca y, cuando quieran acordarse... ¡habrán obtenido un bollo pesado, compacto, tipo pelota de trapo lista para patear!
3. ¿Listo? Ahora enharinen bien la mesa y, con manos de ángel, estiren la masa (enharinando el palote también) hasta dejarla de medio centímetro de espesor.
4. Este paso es importantísimo: una vez estirada la masa, tomen una espátula y despeguen la masa de la mesa. Si no lo hacen, cuando corten los bizcochitos y quieran despegarlos... ¡más de uno se romperá!
5. Busquen ahora el cortapastas más chiquito que tengan (3 centímetros de diámetro o un poquito más), o pídanle prestada a la abuela una copita de licor... o una tapita de vino... y recorten la masa en discos. Levanten los discos con una espátula.
6. ... Y acomódenlos sobre una placa forrada con dos o tres hojas de papel blanco. Ni la placa ni el papel se enmantecan ni enharinan porque estos bizcochitos llevan bastante manteca. Amasen los recortes, estírenlos y sigan haciendo más bizcochitos.
7. Cuando los bizcochitos estén acomodados en las placas, cocínenlos en horno caliente de 7 a 10 minutos, hasta que estén sequitos y rubios. Para que resulten ricos, estos bizcochitos no deben dorarse. Una vez cocidos, déjenlos enfriar en la placa; y recién entonces, despéguenlos cuidadosamente.

viernes, 13 de abril de 2012

Grisines y galletas de sémola

 En esta oportunidad comparto con ustedes otra de las fantásticas recetas de Blanca para acompañar, porque no, unos ricos mates. Como nos tiene acostumbrados , con la misma receta tenemos varias opciones en cuanto a formas y tamaños. Es así, que si bien la receta lleva por su nombre galletas de sémola, al final nos comenta que también podemos hacer grisines. Así que me tenté e hice las dos versiones. Otra versión que se me ocurre podría ser el agregado de queso parmesano rallado bien finito,  y mezclado junto con la masa, una delicia también. Supongo que estas galletas son de las que se pueden guardar por mucho tiempo, pero esa opción no existe en mi casa , nada se guarda por mucho tiempo. Y menos si el resultado es tan espectacular como el de esta receta. ¡Los invito a probar y a empacharse de galletas y grisines!




Ingredientes
Sémola 1/2 taza
Agua hirviendo 1 taza
Manteca derretida 1 cucharada
Levadura de cerveza, 1 cucharada gorda (30 gramos aproximadamente)
Agua tibia 1/2 taza
Azúcar 1/2 cucharadita
Sal 1 1/2 cucharadita
Manteca blanda 25 gramos
Leche tibia 1/2 taza 
Harina de trigo común, 2 tazas aproximadamente
Sémola extra para espolvorear


Preparación


1. Ponga en un bol la sal y la sémola.
2. Vierta sobre ella la manteca derretida y el agua hirviendo, mientras revuelve enérgicamente. Deje entibiar.
3. Disuelva la levadura prensada en el agua tibia, junto con el azúcar. Tape y deje en sitio tibio hasta que se convierta en espuma.
4. Cuando la levadura haya fermentado agréguela a la sémola tibia, amase bien con la mano abierta, tape el bol y déjelo en sitio tibio hasta que duplique su volumen.
5. Una vez leudada esta pasta de sémola, agréguele los 25 gramos de manteca blanda, la leche tibia y la harina común, mientras bate con la mano abierta.
6. Vuelque el bollo sobre la mesa y amáselo hasta que esté bien liso y elástico. Agregue un poco más de harina, si hiciera falta.
7. Ponga la masa en un bol espolvoreado con un poco de harina, tápelo y deje en un lugar tibio hasta que duplique su volumen.
8. Una vez leudada la masa, tome pequeñas porciones y, con las manos enmantecadas, aplástelas formando las galletas (cuanto más finitas, más ricas). A medida que las haga, apóyelas en placas enmantecadas y espolvoreadas con sémola.
9. Tápelas y déjelas leudar.
10. Una vez bien hinchaditas, pínchelas con un tenedor y cocínelas 12 minutos en horno fuerte y luego a calor muy suave, hasta que se seque y queden doraditas.


NOTA: con esta masa también puede preparar grisines. Proceda así: tome porciones de la masa y amáselas en forma cilíndrica como si fuera a hacer ñoquis. Corte los bastones de masa de una misma medida. Cocínelos como indicamos para las "galletas".


¡GLUP!


Extraído del libro La cocina divertida de Blanca Cotta

viernes, 6 de abril de 2012

golosinas de pascuas

Así presentaba Blanca Cotta esta nota de Clarín Revista de no se ya que año... uno de los tantos recortes guardados en algún lado...


Me estaba quedando sin ideas para esta publicación, pero aprovechando la fecha, adelanté el postre del domingo, y preparé estos simpáticos conejitos.


Se nota que esta receta tiene mucho tiempo, tanto en la forma de estar explicada, como en el procedimiento para hacer el conejito! Ahora, con tantos moldes, coberturas, colorantes, decoraciones, casi ni que hacen falta tantas aclaraciones!


Pero, a falta de molde conejo, decidí hacerla tal cual Blanca Cotta la propuso... aunque después de un rato sentada con papel y lápiz, optimicé al máximo los círculos, tanto que me salieron 2 conejos! y 14 huevitos!


En la página en cuestión, se proponen varias recetas, pero yo hice sólo una parte, que es la que comparto a continuación.


Un aporte alegre y divertido para la mesa familiar
Golosinas de Pascuas

Torta blanca
Ingredientes:
Harina, 2 tazas
Azúcar, 1 1/2 tazas
Polvo de hornear, 3 1/2 cucharaditas
Sal, 1/2 cucharadita
Margarina blanda, 1/2 taza (o manteca... ¡bah!) (yo usé manteca)
Leche, 1 taza
Esencia de vainilla, 1 cucharadita
Claras, 4

Preparación:
1. Tamice la harina con el polvo de hornear y la sal.
2. Bata el azúcar con la margarina hasta obtener una crema.
3. Perfume con la esencia de vainilla.
4. Agréguele en forma alternada los ingredientes secos y la leche.
5. Únale suavemente las claras batidas a nieve.
6. Distribuya la mezcla en dos moldes redondos de igual tamaño enmantecados y enharinados, vertiendo en uno 2/3 de la pasta; y en el otro, el tercio restante.
7. Coloque las preparaciones en horno moderado, hasta que estén cocidas. (25-35 minutos)
8. Desmolde sobre rejilla y deje enfriar.

Como recortar las tortas para armar la liebre (o conejo... ¡bah!)
1. Corte un disco de papel del tamaño de una de las tortas y dibuje en él -desperdiciando el mínimo posible de superficie- la pata trasera del conejo; y la cabeza y las orejas unidas en una sola pieza (ver dibujo "B").
2. Recorte la torta más gruesa dándole forma de cuerpo de conejo, tal como le mostramos en el dibujo "A".
3. Mantenga el "cuerpo" del conejo horizontal y péguele donde corresponde, con glasé real, la pata trasera y la cabeza con orejas. Deje secar muy bien. (Yo lo pegué con dulce de leche, así hace las veces de relleno también).
4. Pare el conejo y báñelo con un baño liviano de glasé real (o el de se preferencia). O recúbralo con merengue italiano (imitación) y salpíquelo con coco rallado para imitar el pelaje.
5. Si lo cubrió con un baño (de glasé, por ejemplo), una vez seco termine la decoración del conejo marcando sus rasgos con glasé real más durito, puesto en cucurucho y teñido con un color contrastante.
6. Hágale los ojitos con caramelos (o pastillas de goma) redondos rojos y el hociquito con un trozo de barrita de chocolate. Los bigotes pueden ser trozos de fideos spaguetti tostados en una sartén; y la cola, un pompón de algodón o los recortes de torta amasados con un poco de dulce de leche, moldeados y cubiertos con el mismo baño del cuerpo.
7. El piso donde se apoyan puede ser una cartulina cubierta con coco rallado teñido de verde.

Glasé real: Bata 1 clara junto con  3/4 de azúcar impalpable tamizado agregado de a poco y unas gotas de jugo de limón. Siga batiendo hasta que esté bien firme y espumoso. Déjelo blanco o tíñalo con un poquito de colorante vegetal sólido (o líquido... ¡bah!) y mezcle bien. (Usé sólo este glasé, mas líquido para la torta, más espeso para los detalles)
Baño de glasé: Ablande el glasé real con un poquitito de almibar (1 cucharada de azúcar y una cucharada de agua espesadas sobre el fuego a punto de hilo flojo) agregado de a poquito hasta que se forme un baño que corra por sí solo.
Imitación de merengue italiano: Bata 3 claras a punto nieve y agrégueles, sin dejar de batir, 9 cucharadas de azúcar. Una vez incorporado el azúcar, siga batiendo y batiendo y batiendo (¡ufa!) hasta que el merengue se ponga brillante y haga picos duros.
Coco teñido: Coloque coco rallado sobre la mesada y agréguele unas gotas de colorante vegetal verde (si quiere imitar el pasto). Frote con las manos todo el coco hasta que el colorante se distribuya en forma pareja. No se mire las manos... ¡también estarán verdes!
Huevitos de pascua macizos: Amase los recortes de la torta con un poco de cacao y dulce de leche para ligar (allá usted si quiere agregar un poco de nueces y licor). Moldear en forma de huevitos, déjelos orear, bañe y decore. (Yo los hice con cacao, dulce de leche y queso crema, y no los bañé)